Marruecos-UE, Uncategorized

Ahora Europa tiene los tomates… y los terroristas marroquíes

Si finalmente, los medios, sobre todo en Francia, admiten que los terroristas de los atentados de Cataluña, en España, son marroquíes, como la mayor parte de los djihadistas que, al menos desde 2004, aterrorizan a los ciudadanos europeos, ahora empezaremos a oír que se trata de rifeños, los malos opositores al régimen de Mohamed VI, quien, como Príncipe de los creyentes, es decir la suprema autoridad religiosa, amén de política, quiere restaurar el orden, no olvidemos, en su monarquía teocrática; esto le permitirá reprimir las manifestaciones en el Rif, con la complacencia de las democracias europeas que encuentran así una justificación para ayudar a un régimen que sólo propala la injusticia social, favorece la corrupción, el mercado de la droga, la emigración ilegal y para, de paso, intentar hacer olvidar la ocupación del territorio no autónomo del Sáhara Occidental.

¿Hasta cuándo Francia, en particular, es decir las élites financiero-económico-político-mediáticas, va a proteger al rey de Marruecos y su régimen, imponiéndoselo también a las otras democracias europeas? Olvidar nuestros valores, los derechos del hombre, con los que nuestros políticos se gargarizan en todos sus discursos, y colaborar sin contrapartidas con este régimen, no traerá la tranquilidad ni a Europa ni al Maghreb, sino todo lo contrario. Olvidamos quizás rápidamente los propósitos que Hassan II tuvo con M Jascques Delors en 1994: “Si Marruecos no puede exportar sus tomates, dentro de diez años exportaremos terroristas”. Veinte años después tenemos los tomates y los terroristas… marroquíes.

Moisés Ponce de Leon