Marruecos-UE, Uncategorized

Quejas de los marroquíes contra sus representaciones diplomáticas

Uno de los problemas que afectan a la comunidad marroquí que vive en Europa es la irresponsabilidad del personal de las embajadas y consulados marroquíes. La central hace caso omiso de las diferentes quejas que recibe de los ciudadanos marroquíes residentes en el viejo continente.

Cuando los marroquíes de la región de Murcia y Valencia protestaron contra el cónsul en Valencia, Abdessalam Jatim, el ministerio de asuntos exteriores marroquí, o mejor dicho la DGED que es la que realmente dirige la política exterior marroquí, en lugar de repatriarlo o castigarlo, lo mudaron a Tarragona.

En Italia, la Asociación de marroquíes de Segunda Generación envió una carta al jefe de la diplomacia marroquí protestando contra la actitud del embajador de Marruecos en Italia Hassan Abouyoub, que más tarde dejó en estado de embarazo a una de sus empleadas que le acusó de acoso sexual y violencia.

Si el gobierno marroquí se esconde detrás del pretexto de que sus ciudadanos tienen problemas con su país de acogida, los servicios prestados por el personal diplomático están lejos de satisfacer las necesidades de estos ciudadanos.