Uncategorized

Marruecos: evasión de un gran varón de la droga

Hospital Ibn Sina de Rabat

Charif Laarousi, un conocido varón de la droga, pudo escapar de una rocambolesca manera del Hospital Ibn Sina de Rabat, donde recibía tratamiento médico y fue arrestado en Tánger junto a su esposa. El Fiscal General de la Corte de Apelaciones de la capital ha confiado la investigación de este caso de evasión a la policía judicial, informó hoy Le Site Info basándose en informaciones aportadas por el diario Assabah.

Un recluso que logró escapar del hospital en una silla de ruedas, con la complicidad de individuos disfrazados de policías y guardias de prisión, y luego desaparece en la naturaleza a bordo de un automóvil indica claramente que tenía complices entre los sabuesos de la policía judicial.

La investigación reveló que los uniformes usados ​​por los cómplices del traficante pertenecen a los guardias de la Delegación General de Administración y Reinserción Penitenciaria (DGAPR). Un guardia de seguridad, que estaba haciendo su oración matutina, pudo ver a Charif Laaroussi salir del hospital en una silla de ruedas, antes de que sus cómplices, en un santiamén, le despojaran de sus esposas.

A raíz de este incidente, la Dirección General de Seguridad Nacional (DGSN) procedió inmediatamente a la despedida de dos oficiales que eran responsables de la vigilancia del detenido, así como al jefe de la brigada encargada de la vigilancia de los presos hospitalizados. Los salarios de los tres imputados fueron congelados en espera de los resultados de la investigación que les concierne. De la misma manera que el parque general ordenó la consulta de los documentos mediante los cuales el médico del establecimiento penitenciario decidió la hospitalización del barón de la droga. También fue interrogado el practicante que prolongó la estancia del detenido en el hospital, sobre todo porque parece ser que Laaroussi estaba simulando estar enfermo y en muy mal estado.

No es la primera vez que este capo marroquí de la droga se evade de la prisión. Hace 15 años, se escapó junto a otro traficante durante su transferencia de una carcel de Marrakech a una de Beni Mellal, según revelaciones de Assabah. Cómplices suyos interceptarion el vehículo que lo transportaba y se dieron a la fuga. Fue apresado de nuevo en 2006, mientras que su cómplice sigue en la naturaleza.