Marruecos

Túnez y Marruecos son los principales proveedores de terroristas en Libia

Otro evento que confirma que Libia se ha convertido en el nuevo centro del terrorismo internacional: tres soldados del Ejército Nacional Libio (ENL) murieron el sábado en enfrentamientos con elementos del grupo terrorista Daesh cerca del campo petrolífero de Dahra, en Zella, ciudad situada a 750 km al sureste de Trípoli.

“Según los resultados preliminares, tres miembros de las fuerzas perecieron y otros dos resultaron heridos, y dos terroristas también murieron”, dijo un comunicado publicado por una unidad de guardias de una instalación petrolera del ejército libio, precisa el comunicado por la prensa internacional.

Un oficial del ejército libio declaró que la operación militar en curso se inició después del atentado suicida del tren del viernes, un incidente reivindicado también por Daesh: “La operación militar lanzada por el ejército y los guardias de las instalaciones petroleras tienen como objetivo buscar los elementos de Daesh. Varios vehículos armados con miembros de este grupo terrorista han sido destruidos “.

Zella, una ciudad desértica en el distrito de Jufra, es una de las regiones del país más ricas en petróleo. Controlado por el Ejército Nacional Libio (ENL) del mariscal Khalifa Haftar, en ella se ubican cinco grandes campos petrolíferos. Jufra es un punto estratégico importante que une las ciudades del oeste, este y sur de Libia.

Desde la derrota de Daesh en Irak y Siria, Libia se ha convertido de facto en el primer bastión del grupo terrorista. El país está experimentando la cuarta mayor movilización de combatientes extranjeros en la historia del terrorismo.

Según un informe reciente del Instituto de Washington para la Política en Oriente Próximo, el país viene justo detrás de Siria, Afganistán e Irak. Durante los últimos siete años, cientos de combatientes extranjeros se han unido a las filas de los terroristas en Libia. Los tunecinos son los más numerosos; se estiman en 1.500. El estudio menciona que estos “combatientes” tunecinos provienen de todo el país y no solo de una ciudad o región. “Este es un importante problema de seguridad que podría llevar a la inestabilidad”, dijo el informe, y agregó que la situación ha empeorado con la persistente falta de reformas económicas y estructurales desde la Revolución del Jazmín.

El informe también indica que, entre los terroristas en Libia, hay 300 marroquíes. Marruecos es el segundo mayor proveedor de terroristas en Libia. En cuanto a los terroristas del África subsahariana, se estiman en 900. La mayoría proviene de Senegal, Ghana, Malí, Níger y Chad. También hay 66 franceses que han engrosado las filas de la organización del Estado Islámico.

 

Tags: Marruecos, Libia, terrorismo, Daesh, ISIS, EI