España, Marruecos-España, Marruecos-UE

El virus de Nueva Delhi se propaga a Marruecos

En los últimos años, el virus de Nueva Delhi (ToLCNDV) ha causado serios problemas para los productores en Italia, España, Túnez y varios países asiáticos. En Sicilia devastó las campañas de calabacín, en Almería retrasó gravemente las cosechas y se observaron infecciones graves en los tomates de los túneles de plástico en el sur de Túnez.
La EPPO (Organización Europea y Mediterránea para la Protección de las plantas) confirma que se observaron síntomas similares a los causados por el virus amarillo del tomate (Begomovirus) en cultivos de calabacín (Cucurbita pepo) cerca de Agadir y Tarudant en Marruecos en 2017. “La incidencia de la enfermedad fue significativa, con graves síntomas del virus como curvaturas y rugosidad en la piel del fruto (en la foto). Las plantas infectadas tenían menos frutos y más pequeñas en comparación con las sanas, y en la mayoría de los casos se observaron brechas en los frutos”, según el informe de la BSPP (Sociedad Británica de Patología Vegetal).
Se recogieron muestras de las hojas de plantas de calabacín enfermas (9 muestras tomadas cerca de Agadir y 6 tomadas cerca de Tarudant) y se analizaron mediante pruebas moleculares (pruebas de PCR con cebadores genéricos y específicos). Los resultados confirmaron la presencia de ToLCNDV en las 9 muestras de Agadir y en 4 de las 6 muestras de Tarudant. Esta es la primera vez que se informa sobre ToLCNDV desde Marruecos.

ToLCNDV

ToLCNDV se transmite por el insecto Bemisia tabaci. Inicialmente, el virus se encontró en el tomate y luego en otras solanáceas como berenjena, pimientos y patatas. ToLCNDV también puede infectar cucurbitáceas, incluyendo calabaza, melón, pepinos, calabacines, etc. En España, el virus se detectó en cultivos de melón (Cucurbita meloC. melo var. Flexuosus), calabaza (C. pepo) y pepino (Cucumis sativus), pero al parecer no en el de tomate. En Túnez, el virus también se encontró sólo en cultivos de cucurbitáceas. ToLCNDV está en la lista de alerta de la EPPO.
No se sabe si el virus puede transmitirse por contacto o por las semillas. “El mayor problema al gestionar este virus es el hecho de que el insecto infecta a las plantas a lo largo de su ciclo de vida, y transmite el virus a su progenie, convirtiéndose así en un vector imparable”. Las medidas de control contra ToLCNDV son muy limitadas y se basan principalmente en el control de la mosca blanca, el cultivo en invernaderos a prueba de insectos, la eliminación de plantas infectadas y evitando los cultivos más susceptibles.
ToLCNDV en Marruecos
En muchos países mediterráneos, incluido Marruecos, las condiciones climáticas son favorables para los cultivos de cucurbitáceas, por lo que dichos cultivos tienen importancia económica. En Marruecos, la superficie sembrada de cultivos de hortalizas, que incluía cultivos de cucurbitáceas, aumentó a 260.000 hectáreas en 2011, con una producción anual de 7 millones de toneladas de las cuales 750.000 fueron para exportación. Desafortunadamente, en los últimos cuatro años, la producción de cucurbitáceas se ha reducido en muchos países, debido a la infección por el begomovirus bipartito, el virus de Nueva Delhi (ToLCNDV).
Oferta mundial
Marruecos es uno de los principales proveedores de la UE en cuanto a hortalizas frescas. Los tomates, las patatas y las cebollas son los principales productos vegetales exportados de Marruecos a la UE. El valor total de las exportaciones en el primer semestre de 2017 fue de 551,8 millones de euros, en comparación con los 470,6 millones de euros del año anterior.

Fuente

Fecha de publicación: 07/02/2018