Marruecos-España, Sahara Occidental

Tropas nómadas del Sáhara Español

En este artículo vamos a conocer uno de los cuerpos militares españoles más exóticos que han desfilado ante la bandera española por por desgracia ahora son desconocidos para el gran público: las tropas nómadas

España no tenía una cuerpo militar permanente en las posesiones del llamado Sahara Español hasta que en 1926 se creó la Mia (es decir centuria) de Policía a Pie para cabo Juby. Este cuerpo formado por efectivos nativos y comandado por oficiales españoles tenía como misión principal el cuidado de la frontera con Marruecos, el mantenimiento del orden y la vigilancia de las costas para el rescate de náufragos.

Debido a la necesidad de aumentar el área operativa de este cuerpo policial se decidió dos años más tarde dotarles de dromedarios dando lugar a la Tropas de Policía del Sáhara. Este nuevo cuerpo se inspiraba en las unidades de camelleros británicos y sobre todo en losmeharistas creados por los franceses en el Sáhara Argelino. Su misión además de las anteriores consistía principalmente en asegurar la fidelidad de los jefes tribales y el control de los puntos clave del desierto como eran pozos, oasis.

Esta nueva unidad estaba formada por tropas indígenas procedentes del propio territorio saharaui, reclutados por sus cualidades físicas pero sobre todo por ser miembros de pueblos de pastores o cazadores nómadas, eso si tratando de que ninguna tribu o clan fuese mayoritario en la unidad. Para completar los efectivos se acudía a marroquíes que formaban parte de los Regulares o en la Mehal-ha (la guardia del Jalifa representante del Sultán en el Protectorado Español). Los mandos eran militares españoles, exactamente un Capitán Jefe y cinco ayudantes, junto con dos caídes que habían sido ascendidos de la anterior Policía de a Pie (sus rangos no eran del Ejército Español por lo que no podían hacer carrera en otras unidades).


Durante la Guerra Civil los territorios fueron reforzados por un Tabor del 
Grupo de Tiradores del Ifni que serían el único cuerpo militar desplegado ya que los saharauis tenían un carácter de gendarmería o cuerpos policiales (similar a la Guardia Civil).

En la década de  los 40 y 50 España en su proceso de afianzar la soberanía sobre el territorio y no solo controlar la frontera con Marruecos, comenzó un proceso de modernización de las Mías dotándolas de vehículos a motor, pero la escasez de fondos hizo que fuese casi simbólica esta motorización.

El conflicto del Sidi-Ifni contra el recién independizado Reino de Marruecos demostró la necesidad de trasformar el cuerpo de Policia Nómada en una verdadera unidad militar. Se solicitó un aumento de la plantilla y sobre todo que se aportase un gran número de Land-Rover que permitiese el empleo de armas más pesadas como lanzagranadas, morteros y cañones sin retroceso.

Esta idea de militarizar a la Policía Nómada no gustaba al teniente general Antonio Barroso que ideó una nueva organización. Creó tres cuerpos distintos a partir de la antigua Policía Nómada: la Policía Teritorial y el Servicio de Información y Seguridad que dependerían de la Presidencia del Gobierno pero al que se unirían soldados de los tres ejércitos y de la Guardia Civil; y la Agrupación de Tropas Nómadas(ATN) que sería una unidad del Ejercito de Tierra.

En 1959 se creó la Agrupación de Tropas Nómadas que a las misiones propias de una unidad militar como: control del territorio, vigilancia de la frontera y eliminación de unidades rebeldes o enemigas sumaba las propias de mantenimiento del orden y de seguridad. El primer comandante fue el teniente coronel de Infantería Enrique Alonso que contaría con la ayuda de tres jefes, 56 oficiales europeos, un caíd y 53 suboficiales (tanto europeos como indígenas). Los 771 soldados nativos y los 265 europeos se desplegarían en los subsectores de Río Rojo y Río Oro. Cada uno de estos dos sectores estaba asignado a un grupo formado por un Plana Mayor y tres Mías que eran similares a una compañía. En 1963 se creó un tercer grupo.

En origen las mías eran mixtas formadas por dos secciones motorizadas con los míticos Land-Rover descapotables y otra sección de dromedarios. Posteriormente se reorganizaron las mías convirtiendo dos de ellas en motorizadas y otra a tracción animal. Finalmente se optó por motorizar las tres mías para crear una unidad de tamaño intermedio entre la sección y la compañía  con todos los dromedarios llamada ferga.


Otro gran cambio que se produjo en la organización de las unidades fue el creciente porcentaje de las tropas españolas con el paso del tiempo debido a la mayor desconfianza de los oficiales en sus subalternos indígenas que simpatizaban con el Frente Polisario. Gran parte de los europeos eran reclutas del Servicio Militar Obligatorio. Al principio el servicio era en los cuarteles  mayoritariamente pero se fue haciendo más habitual las patrullas mixtas para que los europeos conociesen el Desierto. La idea era estar preparados ante la posible insurrección saharaui y la perdida de los guías no supusiera el fin de las patrullas. Para acabar tengo que destacar el exótico uniforme de los 
askaris, es decir de los camelleros que está compuesto por túnicas blancas y turbantes azules. Mientras que las unidades motorizadas usaban uniformes caqui con turbantes de este color o azules. Las tropas europeas tenían una uniformidad caqui con una gorra teresiana con ribetes en azul, aunque en el desierto era habitual el empleo de turbantes como los indígenas.  

Espero que si no conocíais a estas unidades tengáis ganas de seguir investigando sobre ellas o sobre la Historia del Sahara Español. Os invito a leer la reseña de estos libros que me gustaron sobre el tema:

–         “Sahara Español. El ultimo reemplazo

–         “Agonia, Huida y Traicción. El final del Sahara Español

–         “Arde el Desierto

 

https://bellumartis.blogspot.com.es/2018/02/tropas-nomadas-del-sahara-espanol.html