Marruecos-UE, Sahara Occidental

Unión Europea: el fosfato marroquí es tóxico

Minas de FOSFATOs de BUCRAA, Sahara occidental

El fosfato marroquí recibe un ‘duro golpe’ de la Unión Europea a causa de la fuerte presencia de ‘Cadmio’, un elemento químico del número atómico 48.
La Unión Europea se prepara para dar otro golpe a Marruecos mediante la adopción de una nueva resolución, esta vez sobre la importación de fosfato marroquí y sus derivados de fertilizantes y fertilizantes agrícolas. ¿Por qué? Por el ‘Cadmio’ *.

Los conflictos y desacuerdos entre Marruecos y la Unión Europea no han terminado y casi se han convertido en una guerra abierta y no declarada contra los intereses del reino.
Son varios frentes en los que Marruecos choca con las instituciones del viejo continente. Desde el Parlamento Europeo y sus comisiones, a la Comisión, y finalmente en la fachada judicial de este bloque regional y vital. La maldición de interés golpea esta vez el fosfato marroquí y todos sus derivados de fertilizantes agrícolas y otros. Los productos se han convertido en un nuevo objetivo para poderosos lobbies dentro y fuera del continente después de que el Parlamento Europeo haya aprobado un proyecto de resolución que prohíbe su futura importación por incumplimiento de específicos estándares ambientales y sanitarios.
El fosfato de Marruecos podría pronto afrontar dificultades para entrar en Europa. Esta vez, no es por el Sáhara y sus fosfatos, sino por el mineral natural que se encuentra en su cavidad, el cadmio, que penetra en el suelo y contamina el agua y las plantas.
El Parlamento Europeo ya aprobó en octubre de 2017 el plan de la Comisión Europea para limitar la cantidad de cadmio autorizada en los fertilizantes minerales vendidos en el mercado europeo. Los miembros del Parlamento Europeo votaron a favor de la propuesta de la Comisión de reducir los niveles de cadmio en los fertilizantes a 20 mg / kg durante un período progresivo de hasta 16 años, y no 12 años como lo sugirió la Comisión en la versión preliminar.

Probablemente, esto constituiría una ‘bendición’ para ver el fosfato tunecino y sus derivados recuperar el lugar tenía a nivel internacional, después de muchos años de ausencia “forzada”.
* El cadmio es el elemento químico del número atómico 48, símbolo Cd. El envenenamiento por cadmio puede ser agudo o crónico, con lesiones principalmente pulmonares, óseas y renales. El cadmio no tiene un papel fisiológico en el cuerpo humano. El metal en sí y sus compuestos son extremadamente tóxicos, incluso en bajas concentraciones.
Hesprress
Fuente : Tunisie Vision

Traducción no oficial de Marruecos Leaks

Tags : Sahara Occidental, Marruecos, fosfatos, cadmium