Marruecos-UE

Bélgica no puede expulsar a un terrorista marroquí considerado “peligroso” porque será torturado en Marruecos

Ali Aarrass, extraditado por España a Marruecos

Un juez ha impedido que un terrorista condenado que ha combatido en Siria sea expulsado a Marruecos porque corre el riesgo de ser torturado, según la prensa flamenca del viernes pasado.
A raíz de ello, el Secretario de Estado para el Asilo y la Migración, Theo Francken, expresó su ingignación en un pequeño vídeo publicado en Facebook. Bilal S., alias Abu Safiya, formba parte de la célula de Khalid Zerkani, el reclutador jihadista más grande del país, según la fiscalía federal. Compareció con Zerkani y otros 29 sospechosos en 2015 en Bruselas y fue sentenciado a cinco años de prisión.
Bilal S. fue liberado en junio de 2017. Dado que tiene nacionalidad marroquí, la Oficina de Extranjería quería retirarle su tarjeta de residencia y expulsarlo a Marruecos sobre la base de su condena y la opinión del OCAM (Organismo de coordinación para el análisis de la amenaza) que lo considera peligroso.
Pero Bélgica no puede expulsarlo a Marruecos de momento. El Consejo de Litigios de Extranjeros suspendió la decisión de la Oficina en el último momento porque la Oficina de Extranjería no ha tomado ninguna medida para garantizar que Bilal S. no fuera sometido a un trato inhumano a su regreso. Esto es una violación del artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos, dice el Consejo.
Bélgica demuestra, así, que es un estado de derecho a diferencia del régimen sanguinario de Mardrid que en 2010 no dudó en expulsar a Ali Aarrass, un inocente reclamado por Rabat.

 

Tags : Marruecos, Bélgica, terrorismo, tortura, Ali Aarrass