Marruecos

Zapatero, el amigo de Marruecos, intermediario de Sánchez con Mohamed VI

Alfonso Lafarga

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los principales valedores españoles del régimen marroquí, junto con Felipe González, y contrario a la autodeterminación del pueblo saharaui, actúa como intermediario entre el rey de Marruecos, Mohamed VI, y el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

Zapatero asistió el 30 de julio en Tánger a la Fiesta del Trono acompañado del que fue su ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y, según el El Mundo,  “habló con Mohamed VI del viaje oficial del presidente del Gobierno a Rabat”, aún pendiente de cerrar, y que Moncloa “querría que se produjera antes del viaje también oficial que Sánchez realizará al menos a cuatro estados latinoamericanos a finales de agosto!”.

Este diario señala que “mantener unas buenas relaciones con Marruecos es un objetivo prioritario para este Gobierno, como también lo fue para Rajoy o para Zapatero” y por ello  “el equipo de Sánchez intentó que Marruecos fuera su primer viaje oficial, en cuanto el presidente tomó posesión a primeros de junio. Sin embargo, Mohamed VI estaba fuera del país y Sánchez tuvo que viajar antes a varias capitales europeas: Paris, Bruselas, Berlín y Lisboa.

El expresidente socialista es uno de los políticos españoles más cercanos a Mohamed VI, y ha sido invitado en numerosas ocasiones a festivales, conferencias y foros en Marruecos, “donde no ha dudado en alabar sus avances y progresos, incluso en ámbitos tan polémicos como los derechos humanos”, según una información de la Agencia EFE.

Zapatero ha participado en foros a favor de la marroquínidad del Sáhara Occidental, tesis que también defiende el otro expresidente socialista, Felipe González, que pasó de comprometerse con la historia en la defensa del pueblo saharaui hasta la victoria final a proclamar las bondades del régimen de Mohamed VI y negar el expolio de los recursos naturales del Sáhara Occidental.

Zapatero y González apoyan una autonomía para el Sáhara Occidental bajo soberanía marroquí y  olvidan que el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya dictaminó en octubre de 1975 que no había ningún vínculo de carácter histórico  de soberanía territorial  entre el Sáhara Occidental y Marruecos, por lo que debe aplicarse el derecho de autodeterminación de los saharauis.

Precisamente en otra Fiesta del Trono, la de 2016, Mohamed VI condecoró a Zapatero con el “cordón alauí de clase excepcional”, una de las más altas condecoraciones marroquíes, con la que se distingue las acciones relevantes a favor del soberano alauí  y la nación marroquí.

Un año antes, en febrero de 2015, González recibió en Marrakech el Premio Internacional Averroes, patrocinado por Mohamed VI, por sus acciones en la promoción de la paz y los “ideales humanistas”.

Miguel Ángel Moratinos también tiene su reconocimiento marroquí: en 2014 fue premiado por la Fundación Diplomática marroquí por ser “un gran amigo de Marruecos”, en unos galardones dedicados a personalidades que han ayudado a mejorar la imagen de este país en el mundo.

El 28 de julio pasado, dos días antes de entrevistarse con el rey de Marruecos, Zapatero declaró a la cadena de televisión marroquí Medi 1 TV que la era Mohamed VI es “el reino de la modernización y la democratización”, destacando el multipartidismo y los derechos de la mujer.

Fue precisamente durante el Gobierno de Zapatero y con Moratinos de ministro de Exteriores, en noviembre de 2009,  cuando  la activista de Derechos Humanos Aminetu Haidar fue expulsada de El Aaiún a Lanzarote por las autoridades marroquíes, con el beneplácito del Gobierno socialista, lo que motivó que la activista de Derechos Humanos estuviese 32 días en huelga de hambre hasta conseguir regresar al Sáhara Occidental, tras la mediación de Francia y EE.UU, no por las gestiones de Zapatero.

Viajes con polémica

Como expresidente,  los viajes conocidos de Zapatero invitado por Marruecos no han estado exentos de polémica:

En noviembre de 2014 estuvo en el Foro Mundial de Derechos Humanos de Marrakech –operación de  lavado de imagen del régimen marroquí- del que se descolgaron relevantes personalidades internacionales, como el secretario general de la ONU, Ban  Ki-moon, y al que negaron su asistencia las principales organizaciones de DDHH marroquíes.

Zapatero, en su intervención, aludió a “los estudiantes desaparecidos en México,  las mujeres secuestradas en Nigeria y en Irak y a todas las excluidas y dominadas, a los discriminados por su orientación sexual y a los periodistas asesinados por los fundamentalistas”, pero no dijo ni una palabra sobre los presos saharauis en cárceles marroquíes o las constantes violaciones de los Derechos Humanos, tanto en Marruecos como en el Sáhara Occidental ocupado.

En Marzo de 2015 asistió en la ciudad saharaui de Dajla, la antigua Villa Cisneros, al Crans Montana Fórum, una reunión de lobbystas para legitimar la ocupación marroquí del Sáhara Occidental, boicoteado por los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Africana, y  vetado por la ONU, la Unión Europea y la UNESCO por tratarse de un Territorio No Autónomo pendiente de descolonización. Ban Ki-moon deslegitimó la presencia de Zapatero y en España, donde hubo un rechazo generalizado,  el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, calificó de inconveniente su presencia en este encuentro, del que dijo era “ilegal conforme al derecho internacional”.

En mayo de ese mismo año acudió al festival de El Moussem, en Tan Tán, localidad marroquí con población saharaui  cercana a la antigua colonia española, donde con el pretexto de hacer un homenaje a la cultura del desierto el régimen de Mohamed VI proclama y difunde la “marroquinidad” del Sáhara Occidental. Después dio una conferencia en la Universidad Internacional de Casablanca en la que destacó “los avances en materia de igualdad entre hombres y mujeres” en Marruecos.

En febrero de 2016 Zapatero fue invitado a participar en el “Foro parlamentario de justicia social”, para debatir sobre la igualdad de oportunidades, las que los no tienen los saharauis en los territorios ocupados ilegalmente por Marruecos, como denuncian diariamente y por cuyas protestas son detenidos y encarcelados según organizaciones como Amnistía Internacional (AI), Human Rights Watch (HRW), el Centro Robert F. Kennedy (RFKC)  o  la Red Euromediterránea de Derechos Humanos (REMDH).

 

Tags : Marruecos, España, Zapatero, PSOE, Sanchez, Moratinos